"¿Qué se PAGA en PSICOTERAPIA?"

La complejidad del dinero también se juega en la relación psicoterapéutica, en tanto cada paciente le dará una significación diferente según sea su caso en particular. 

Si pensamos que la relación psicoterapéutica es un trabajo, tanto por parte del psicólogo como por parte del paciente, hay que entender lo que implica que exista un pago de por medio. El paciente le paga una cierta cantidad de dinero, previamente estipulada por el profesional o acordada entre ambos, que va a definir un tipo de relación: el psicólogo NO es un amigo, ni un profesor, ni un padre ni una madre, el psicólogo tiene una función y el hecho de que exista un pago permite que esta función se haga lugar. El pago implica una distancia que no se tiene con el amigo, la madre o el padre. Esta distancia es lo que permite que la psicoterapia tenga efectos, si el profesional atendiera gratis se establecería un tipo de relación que impediría el surgimiento de algunas temáticas fundamentales del paciente.

En la relación psicoterapéutica el paciente "entrega" dinero para que lo ayuden, pero también "entrega" su palabra, su pensamiento, sus miedos, su intimidad. El psicólogo le otorga un lugar para acompañarlo en su proceso, escucharlo y permitir que el discurso del paciente pueda acontecer, se explaye y le permita trabajar consigo mismo. El paciente hablará en este lugar, de temáticas propias que no se hablan en ninguna otra parte y, de esta manera, logrará ir instalándose desde su subjetividad. La función del psicólogo es permitir que el paciente establezca una relación de transferencia, en la cual "proyectará" en el profesional los vínculos que estableció con personas, situaciones o palabras significantes en su primera infancia. De esta manera, el paciente podrá ir instalando preguntas sobre sí mismo y su relación al otro, que abrirán un camino hacia su propia búsqueda.

El dinero y la relación que la persona establece con él, también es parte de todo este trabajo personal: de su constitución subjetiva, sus relaciones, de la connotación particular que le ha asignado y que ha establecido con otros objetos de su existencia y subsistencia. El contexto familiar, las palabras de personas significantes, las "cargas", los mandatos implícitos o explícitos, los roles que se asumen, implican "pagos" (o "cobros"), que se realizan de distintas maneras. 

El espacio terapéutico es un lugar donde se "paga" por ir a realizar un trabajo, donde uno de los temas también podrían ser las "cuentas pendientes". Es un trabajo que solo se hace posible en este lugar y bajo estas condiciones. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

ENCONTRANDOSE en el ENCIERRO

ME ENAMORÉ DE MI PSICÓLOGO ¿Qué Hago?

NO ESTOY LOCO